Indios flecheros ¿héroes? en la Batalla San Jacinto PDF Imprimir E-mail
Los miembros de la junta directiva de la AGHN, excepto Eddy Kühl, concluyeron que no se puede aplicar la categoría de héroe ni a grupo ni acciones particulares, porque los héroes son nacionales

Por Letzira Sevilla Bolaños | Variedades

Indios flecheros ¿héroes? en la Batalla San Jacinto

La cita anterior fue extraída del libro Raíces del Centro Norte de Nicaragua, del investigador Eddy Kühl Aráuz, quien se la atribuye al sargento Carlos Alegría, “patriota herido en la escaramuza del 5 de septiembre en las inmediaciones de la Hacienda San Jacinto y combatiente de la batalla de San Jacinto el 14 de septiembre”, basado en los archivos del historiador Dr. Andrés Vega Bolaños.

Según explicó Kühl Aráuz, el 29 de agosto 3 miembros de la Academia de Geografía e Historia de Nicaragua presentaron ante la Asamblea Nacional la solicitud para que declarasen a los indios flecheros de Matagalpa héroes nacionales. Los académicos que hicieron la gestión fueron el arqueólogo Edgard Espinoza, Clemente Guido y Kühl Aráuz.

Finalmente, el miércoles 12 de septiembre Kühl presentó los argumentos que consideraba meritorios para la aprobación del nombramiento ante la Comisión de Cultura y Educación, y tras su disertación los diputados miembros la aprobaron por unanimidad ante el alcalde de Matagalpa, Zadrach Zeledón, 15 indios de Matagalpa, 3 de Jinotega y 4 de Madriz.

"San Jacinto no fue una película del Oeste"

Sin embargo, el también miembro de la Academia de Geografía e Historia de Nicaragua, Jorge Eduardo Arellano, hizo llegar un documento a El Nuevo Diario en el que manifiesta que la academia desestimó la iniciativa dando varias razones, entre ellas que no procedía aplicar esa categoría y que sugirió que para reivindicar la importancia de San Jacinto como prolegómeno de la Guerra Nacional se erigiera un monumento en el propio sitio de la acción.

Y a título personal manifiesta que “hubiera querido secundar la intención de la Asamblea de reconocer a representantes de las comunidades indígenas, de acuerdo con la tendencia vigente de exaltar a nuestras culturas originarias, en cuyo estudio la Academia ha acumulado una vastísima bibliografía en su revista. Pero la exposición de motivos del proyecto de ley carecía de sólida fundamentación histórica. Es decir, la participación en la batalla de los 60 indios flecheros de Matagalpa no está documentada.”

Este argumento es rebatido por Kühl con las conclusiones arqueológicas a las que llegaron especialistas de la universidad de Perú respecto de que dos de los tres restos fósiles encontrados a metro y medio de profundidad en la Hacienda San Jacinto presentaban deformación craneana propia de los indígenas.

Ante las posiciones encontradas, El Nuevo Diario conversó con la profesora Ligia Madrigal Mendieta, Tesorera de la AGHN y Directora del Departamento de Historia de la UNAN-Managua, quien manifestó que lo solicitado por la Asamblea Nacional fueron observaciones al proyecto de Ley, por lo que se consultó el decreto no. 535 publicado en la Gaceta no.233 del 10 de octubre de 1980, mismo que no es claro en relación al concepto de héroe, para ser aplicado a grupos y acciones particulares, señala el concepto de héroes como nacionales, no de una gesta concreta como es la Batalla de San Jacinto. Por lo que propone se valore, no solo a través de decreto, en toda la historia de Nicaragua el accionar colectivo e individual; desde Diriangén hasta los miles y miles de patriotas nicaragüense que han luchado sin esperar nada a cambio por ver una Nicaragua libre de ingerencismo.

Así que, los miembros de la junta directiva de la AGHN, excepto Eddy Kühl, concluyeron que no se puede aplicar la categoría de héroe ni a grupo ni acciones particulares, porque los héroes son nacionales.

En medio de la polémica suscitada por los argumentos del doctor Arellano, el lunes se ratificará la declaración y el martes se celebrará el acontecimiento que también implica la construcción de un monumento en la Hacienda en homenaje a todos los participantes en la batalla, tal como lo sugirió la AGHN.